Fecha: 3 de abril de 2014 · Autor: Emilio Navaza · Categoría: Hechos

Los cinco títulos de maratón de Carlos Pérez

En la cúspide, luciendo imperial sus cinco triunfos consecutivos en el Campeonato de España de maratón (los mismos que Miguel Navarro, aunque los de éste sin ser continuos) se encuentra Carlos Pérez (Vigo, 1935), dominador desde 1966 a 1970, y que llegó a correr esta mítica distancia en 2h16:27.

Carlos Pérez entra en el estadio de Balaídos como ganador del Campeonato de España de maratón de 1968

El vigués, perteneciente al Real Club Celta, se presentó el 5 de junio de 1966 en Puerto de Sagunto para disputar el que sería su primer maratón, un mes después de haber sido campeón nacional de 30 kilómetros. La salida se dio a las siete de la mañana desde el campo de deportes de Altos Hornos de Vizcaya del Puerto de Sagunto. Los inscritos eran ocho, de los cuales acabaron siete. Carlos Pérez se convirtió en líder desde un inicio y protagonizó un hecho insólito cuando había cubierto poco más de 35 kilómetros. “Me senté y le dije a los jueces que yo no seguía”, comenta. Se había desmotivado, cansado tal vez de correr en soledad. Hasta que lo convencieron para que prosiguiese.

Como recuerda, los maratones de entonces no se parecen a los actuales, metidos ya en el siglo XXI. “Las zapatillas no eran iguales. No podías tomar ningún líquido hasta los 20 kilómetros, cuando ya, si hace calor, estás deshidratado”. Y añade que un día antes de la prueba debían entregar a los jueces las botellas de avituallamiento permitidas para que analizasen su contenido. “Luego ellos las precintaban y las ponían en los puestos kilométricos que nosotros pedíamos. Yo dejaba una botellita de plástico de medio litro aproximadamente en cada sitio. Lo que tenían era solamente glucosa con te. Era lo que conocíamos entonces. No se sabía otra cosa”.

Carlos Pérez finalizó aquel maratón del Campeonato de España de 1966 en 2h22:45, clasificándose segundo Rufino Galán, 2h24:36, y tercero, Luis Miguel Landa, 2h31:43. El séptimo, y último, fue Valentín Picón, 3h17:52.

El 24 de julio, mes y medio después de su debut maratoniano, se situó en la línea de salida del I Maratón Internacional de Zarauz, en el que triunfó el doble campeón olímpico Abebe Bikila, 2h20:28.8, y él acabó segundo, 2h25:47.8, por delante de atletas de Bélgica, Noruega, Irlanda, Suecia y también españoles. Se habló entonces del vigués como de una gran figura, por lo que fue definitivamente seleccionado para los Campeonatos de Europa de Budapest, disputados el mes de septiembre.

En la capital húngara, en el que era su tercer maratón en cuatro meses, a punto estuvo de consumar una grandiosa hazaña. Y es que rozó el podio hasta prácticamente la línea de llegada. Carlos Pérez fue cuarto, 2h22:23.8., y el húngaro Toth se llevó el bronce con 2h22:02.0.

Precisamente, debido a su buena actuación en el certamen europeo fue invitado a participar en el que se denominó Campeonato del Mundo oficioso de maratón en Fukuoka, el 27 de noviembre. Es decir, Carlos Pérez corrió cuatro maratones en un periodo de seis meses el año que irrumpió en esta prueba. En Japón, donde intervinieron 49 japoneses y 12 extranjeros, el vigués finalizó el undécimo con un tiempo de 2h17:32.

Podio del primer título de maratón de Carlos Pérez, en el centro, en 1966. Rufino Galán, izquierda, y Luis Miguel Landa

La ciudad de Igualada acogió el Campeonato de España de 1967, al que acudieron ocho atletas, abandonando uno, tal como había sucedido en la edición anterior. La carrera se disputó el mes de junio por la tarde, dándose la salida a las 17.45 horas. El recorrido era por la ciudad (poco más de once kilómetros) y seguidamente se iba por la carretera hacia Vilanova del Cami y regreso.

Tampoco tuvo Carlos Pérez demasiada oposición para ganar. En Atletismo Español se escribió que “desarrolló la carrera a placer y se alejó de quien se mantuvo junto a él –Galán- hasta los 30 kilómetros cuando lo consideró oportuno”. Conquistó el triunfo en 2h24:45.2, seguido de Juan Hidalgo, 2h33:17.4 y Rufino Galán, 2h33:34.4. Cerró la clasificación José Seva, 3h31:23.0.

Vigo, la ciudad de Carlos Pérez que tantos campeones dio al atletismo, se encargó de organizar el Campeonato de España de 1968. Alfonso Posada dejó constancia de que este maratón, celebrado en mayo, fue el primero que se llevó a cabo en tierras gallegas.

El estadio de Balaídos fue el lugar escogido para salida y meta. Los doce participantes tuvieron que dar tres vueltas a un circuito cercano al recinto deportivo, pasando también por sus pistas, y después la carrera discurría por la carretera de Baiona, la playa de Samil, Avenida Atlántida, Bouzas, Orillamar y el Real Club Náutico.

La salida se produjo a las 10.15 horas y desde ese momento hasta el final, Carlos Pérez y Juan Hidalgo no abandonaron la cabeza. En realidad, en el kilómetro 25, el atleta vigués se marchó en solitario.

Carlos Pérez, que perdió tres kilos en la prueba, según escribió Posada, finalizó en 2h18:10.2. Juan Hidalgo, segundo, acabó en 2h20:15.6. El tercero fue Enrique Moreno, 2h29:22.4. El séptimo y último, porque se retiraron cinco atletas, fue Manuel Magraner en 3h13:19.4. 

En la localidad valenciana de Sueca, el 11 de mayo de 1969, el correoso fondista vigués obtuvo su cuarta victoria, pero la marca realizada (2h13:42) no fue válida porque únicamente se corrieron 40.700 metros, según consta en la historia de la competición. Pero no está muy convencido Carlos Pérez de que aquel recorrido no fuera completo. Cuenta que a raíz de la anómala situación creada se volvió a medir y obran en su poder  documentos confirmando la exactitud de la medición por parte de los técnicos.

El maratoniano vigués al lado del gran Abebe Bikila en el II Maratón de Zarauz de 1967

La carrera se inició a las 8 de la mañana y tomaron parte en ella una docena de atletas. Nadie fue capaz de incordiar al campeón. Hizo, como quedó ya reflejado, un tiempo de 2h13:42, y los madrileños Agustín Fernández y Luis Miguel Landa, segundo y tercero, finalizaron en 2h16:41 y 2h17:40. Entre los doce clasificados quedaron tres pontevedreses más: Manuel Beloso, octavo, 2h30:04; Antonio Barcia, noveno, 2h33:52 y Fernando Alonso, décimo, 2h43:15.

En el momento en que Carlos Pérez ejercía de maratoniano, los 42.195 metros solían llevarse a cabo más bien en época veraniega. De hecho su último triunfo en el Campeonato de España, el de 1970, lo consiguió el 19 de julio en Torrelavega, donde su tiempo fue de 2h23:12, con considerable ventaja sobre el resto. El madrileño Pedro Sacristán hizo 2h36:52 y Manuel Beloso, de la Gimnástica de Pontevedra, 2h37:06. Los participantes fueron 14 y tres de ellos no acabaron la prueba.

Habiendo destacado en el cross y en las carreras en pista de 5.000 y 10.000 metros, Carlos Pérez tuvo en el maratón su refugio último, al que le sacó un gran rendimiento. En dos de sus tres comparecencias olímpicas, fue maratoniano. Tenía, sin embargo, su punto débil en los pies. “Si hacía calor se me recalentaban”, dice resignado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>